[JMJ 97 - Le Cyberjournal]

¡ Viva el papa ! Sí, vive... y esta muy presente en las JMJ


La celebración de bienvenida al Papa fué para todos los participantes un momento inolvidable de fraternidad, de unidad en la fé y en la esperanza en torno a su Pastor.


EN el "Champ de Mars", los jóvenes se runtarón desde la 1:30 de la tarde para acoger el papa. Había pentallas gigantes para que cada uno pudo ver y seguir los acontecimientos. Los jóvenes se sentiaron y esperando cantaban cantos de Taizé o de su país o escuchando las animaciones del podium.
Después de una ora, llegó el papa. El coro cantaba "O Happy Day" con toda la multitud de jóvenes para aclamar la llegada del Pastor.

La esperanza

El ambiente estaba a su punto mayor cuando empezó la celebración de bienvenida. El presidente de la conferencia episcopal francesa. Saludando el Santo Padre, Mgr. Bille presentó las jornadas anteriores como "un conocimiento mutuo y una fraternidad que empieza a tomar cuerpo. (...) Ojalá pueda la Iglesia que le acoge en Francia seguir la ruta que usted ha venido a trazar."
La esperanza estaba leyendose en cada cara. Los jóvenes parecían felizes y altivos de su fé.

Las aclamaciones

El papa llamó entonces a cada país presente. Los paises que sufren mucho fueron aclamados muy especialmente por la asamblea como por ejemplo el Burundi, el Kenya, el Salvador, etc... Pero también hubó una aclamación increible para la España, muy presente con sus delegaciones, para Italia con sus 70'000 jóvenes y para la Francia.
El papa estaba muy bien. Tenía tiempo para dejar los jóvenes expresarse y hacer un poco de humor (los Italianos gritaban "Viva el Papa" y el contestó "Sí, el vive y vive en Roma...".

Cristo es nuestra esperanza

Toda la celebración fue sostenida por una coregrafia y una música calma.
El mensaje de Juan Pablo II a los jóvenes fué también un momento muy importante. Aqui esta algunas citaciones : "Gracias a los jóvenes representatnes filipino y francés que os invitan a formar la gran cadena de la fe, de la solidaridad, de la amistad y de la paz entre los paises del mundo entero.
Sois los continuadores de aquellos jóvenes que, llevando ramos de olivo, iban delante del Cristo que entraba en Jerusalén. Ellos aclamaban a Cristo. Hoy, jóvenes de todos los continentes, reconocéis a Cristo; que nos une en un gozoso intercambio y una fuerte solidaridad, caminando juntos hacia la bienaventuranza que nos ofrece.
(...) Queridos jóvenes, Cristo es nuestra esperanza, es nuestra alegría. Durante los días siguientes, abrid vuestro corazón y vuestra mente a Cristo."

Signo de Paz

Si el papa es cierto un signo de paz y de unidad para los cristianos, fué el signo de la unidad de todos estos cristianos frente a el. La paz no debe para ser a las puertas de nuestra Iglesia y para acuerdanos de eso, había delegaciones de protestanes, ortodoxos, musulmanos y judios y un niño envio una paloma en el aire como signo de la paz para todo el mundo, deseada por todos los jovenes como lo van a decir claramente sabado a la mañana con la cadena humana cantando el hinmno de la alegría.

Alegría

La impresión que todos tienen después esta celebración es que los jóvenes catolicos del mundo son viventes, alegres y son listos para caminar en la fé y con su pastor.

Nicole Giroud