[JMJ 97 - Le Cyberjournal]

La juventud ha dado su testimonio de esperanza


Más de un milión de jóvenes para la misa... un testimonio para todo el mundo.



Una organización lograda

DESPUÉS de un momento de angustia cuando los últimos peregrinos llegaban en Longchamp... para intentar de hacer entrar todos los que lo desiraban, los organisadores tuvierón que dejar como 150'000-200'000 personas afuera...
Los cantos y la música fué como durante todas las JMJ muy bien tocada. Hay que decir también que todos los movimientos escenicos fueron hechos con sencillez y belleza, dando más sentido a las palabras. La arcitectura hecha especialmente para la velada y la misa (una pared muy alta con una cruz illuminada muy suavmente) en Longchamp fué también un exito.

La homelia

El papa habló de la busqueda de Dios que " es la ley interio de la existencia de cada hombre joven ... Un deseo de ver a Diosque se experimenta al mismo tiempo que se descubre el mundo creado. Este mundo maravilloso y rico , despliega ante la humanidad sus maravillosas riauezas, atrae larazón tanto como la voluntad. Pero en fin de cuenta, no colma el espíritu porque esta abocado a la muerte... ".
Para ser colmado hay que saber donde vive Cristo y  " La Iglesia no contesta cada día : Cristo està presente en la Eucaristía, el sacramento de su muerte y resurrección. "
Pero sobre todo, el papa envió a los jovenes : " vuestro camino no se deitene aquí. ¡ Id por los caminos del mundo, sobre la humanidad permaneciendo unidos en la Iglesia de Cristo ! ¡ Perdonados y reconciliados, sed fieles a vuestro bautismo, testimoniad el Evangelio !"

La vida de cristianos : compromiso, alegría, paz

Hubó durante los JMJ muchos testimonios de los participantes o de algunas personas ya en la vida Eterna. Es decir, los voluntarios, agradecidos durante la misa, fuerón un ejemplo de servicio gratuito para todos sus hermanos sin tener en cuenta su color, su cultura, sus diferencias ; hemos hablado de santa Teresita de Jesús, un ejemplo de una jovencita para los jóvenes y Federico Ozanam, un laico ejemplo para el compromiso social.

La misa estaba como la conclusión de todo lo que fué vivido durante estos días. Todos estos jóvenes cantaban su esperanza por un mundo mejor, más cristiano, más humano. El papa fué el signo de la unidad de estas llamadas escuchadas... Esta visión de una Iglesia viva, viviente, alegre, con jóvenes sanos y esperamos santos - por lo menos sobre el camino de la santidad - es el mejor testimonio que se puede dar de Cristo resusitado, entre nosotros.

Nicole Giroud