[JMJ 97 - Le Cyberjournal]

Una velada extraordinaria


No solamente por el nombre de jóvenes fué algo inesperado, pero también por la qualidad y la fuerza de una expresión de fé y de una unión de la juventud del mundo entero.



La llegada

EL punto culminante de estas Jornadas fué la velada de sabado a la noche. Se esperaban como 300'000 jóvnes, fueron 750'000... Parecía a una marea humana sin fin de jóvenes, y de jóvenes llenos de esperanza, de fé y de alegría para expresar su unidad, su capacidad de vivir juntos, cinvocadoj por el papa pero más bien para celebrar a Cristo. Epezarón a juntarse en el hipodromo de Longchamp desde el principio de la tarde. Poco a poco cada uno encontraba su lugar, los voluntarios tratarón de ayudarlos a respectarse, a ayudarse los unos a los otros y a seguir los avisos de seguridad. Para no dejar sin occupación todos estos jóvenes, los extranjeros y todos los Franceses llegando al último momento, varios grupos de cultura diferente tocarón y cantarón para y con los jóvenes. El jefe del orchestra, Chung, habló con el gentío para expresar también el sentido de la música como oración. Presentando una obro, dijó : " Cada obra fué pensada, creada como una oración y se puede escuchar del mismo modo... ". Hay que decir también que no estaba qualquier persona que cantaba sino Bochelli...

El bautismo

Como el papa lo dijó, ser bautizado quiere decir recibir la gracia de une vida nueva por el Espíritu Santo, de participar en la resurrección.
Pues quien es baptizado es un hijo de Dios , entra en la familia de los cristianos, su vida es unida para siempre a la de Jesús. Recibiendo el agua sobre la cabeza o cuando entra en el agua, el nuevo bautizado muestra su voluntad (o sus papas y padrino y madrina en su nombre) de seguir a Cristo, luz del mundo, en su vida, en su muerte, en su lucha y en su vitoria sobre el pecado y el mal y en su Resurección (del alma y del cuerpo).
Ser baptizado no quiere decir que uno sea perfecto de un golpe pero el bautizado recibió la fuerza necesaria para vencer el pecado, para usar bien de su libertad como Cristo, verdadero hombre y nuestro hermano lo hizó en primero. Ser bautizado es vivir en hijos de Dios, de pie, sin miedo... es empezar a vivr una historia de amor con Jésus. (Jean Pablo II)

La velada, los bautismos

A las 8 de la noche, llegó el papa. Como las veces anteriores hubó una ola de acclamaciones que seguia la papamobil... 10 jóvenes de los 5 continentes tenían que ser bautizados por el papa. Se nota el émoción y la preparación de estos jóvenes haciendo un paso en la fé en un cadro único : acompañando por miles de jóvenes. Su emoción y su serenidad se transmitieron a toda la multitud , orando con las velas encendidas. Un bautizado de Africa, Désiré, 30 años, hizó un testimonio muy bello sobre su camino de catecumeno desde su descubrimiento de Jésus hasta hoy, el cumplimento de su aspiración. El padrino de Arnaud, Frances, 24 años, hizó un testimonio sobre el camino que hizierón juntos desde que el jóven hizó su petición para ser bautizado al principio de su servicio militar. Cada uno fué saludado por el papa con un cariño impresionante, se sentia algo de la alegria de un nacimiento, de un acogido muy fraternal.

La homelia del papa

El papa aprovechó de la oportunidad para recuerdar a los cristianos presente la importancia del bautismo : " El bautismo es el signo concreto y eficaz dela inmersión en la muerte y en la vida de Cristo (...) el bautismo es el más bello de los dones de Dios, invitándonos a convertirnos en discípulos del Señor. El Bautismo es el signo de que Dios se ha unido con nosotros en nuestro caminar, que embellece nuestra existencia y transforma nuestra historia en una historia santa."

El fervor

Al largo de la velado, el fervor fué más intensivo. Si al principio los jóvenes estaban hablando entre ellos, poco a poco todo asamblea se reveló como un cuerpo, unida en la oración por los bautizados, con los santos (durante la litanía), y a través de los presentes por los que sufren y por la paz en el mundo entero. Cada uno seguía los bautismos como se fué un amigo o una amiga y se leía sobre las caras estas sonrisas de alegría profunda, nacida de la unión, de la caridad, del interés por sus hermanos.

El mensaje

Paz - Alegría - Apertura - Vida - luz - Iglesia - Unión - amistad - internacional son las palabras que estan sobre todos los labios después una velada que ninguno de los participantes va a olvidar. Un mensaje que hay que llevar ahora a los hombres sin miedo, con fuerza a pesar del cambio que van a vivir los peregrinos regresando a sus comunidades a menudo menos fervente

Nicole Giroud